Etiquetas: Blog

 

Chip-Twiiti-02.png

Mi trabajo consiste en estar al tanto con las tendencias del mundo, investigar nuevas herramientas tecnológicas, modelos organizacionales que fomenten la innovación, etc.

Por lo cual he podido observar una brecha muy grande de lo que esta pasando en el mundo y la visión del empresariado boliviano, que aún sigue con esquemas tradicionales y una visión egoísta acerca de lo que son las organizaciones y el impacto que estas pueden tener en el desarrollo de nuestra sociedad y la calidad de vida de los bolivianos.

Nuestro empresario debe digitalizarse, debe ver el mundo de las empresas con una óptica más dinámica, con un sistema de consumo totalmente diferente, debe conocer al consumidor inteligente, al consumidor global, ya dejamos de ser "bolitas" desinformados y pasamos a convertirnos en la generación de bolivianos con más acceso a información de la historia.

El empresario boliviano debe entender que cuando hablamos de digital, no hablamos solamente de redes sociales, de whatsapp, de smartphones, hablamos de una nueva manera de ver a las organizaciones.

Hoy en día las industrias que más transformaciones están sufriendo, son las más tradicionales: La medicina, las leyes, el retail, los alimentos, el transporte y la logística (el 2018 'Yara Birkeland' el primer barco inteligente, transportara 100 contenedores sin tripulación alguna). 

960x0.jpg

Shutterstock

Entonces digitalizarse no significa emprender negocios digitales, significa cambiar nuestro chip acerca de porque emprendemos y como emprendemos, significa evolucionar nuestras empresas tradicionales y capitalizar los años de experiencia que ninguna startup puede descargarse por internet, pero adquirir una filosofía de startup a la hora de gestionar un proyecto.

A continuación he desarrollado 7 cambios de chip del empresario boliviano para subir al tren del mundo digital, al tren de lo efímero, al tren de las organizaciones más humanas pero a la vez más eficientes:

  1. Redefinamos nuestro concepto de empresa - Una empresa no es ni más ni menos que una organización de personas con habilidades y destrezas complementarias para lograr un fin que la sociedad esta demandando. Dejemos de pensar en empresas como un mecanismo para agrandar nuestros bolsillos, sino más como un organismo capaz de solucionar alguna necesidad en nuestras comunidades y el mundo.

  2. Buscar utilidades debe dejar de ser un fin y debe ser un resultado - Decidir emprender algo o crear una nueva empresa ya no puede tener un objetivo meramente económico, claramente las empresas necesitan obtener beneficios para seguir operando y para mejorar la calidad de sus servicios, pero el retorno estará en función a la calidad del servicio, en otras palabras será un resultado más que un objetivo. 

  3. Dejar de tomar decisiones en una mesa de directorio sin saber que esta pasando afuera - Antes de tomar cualquier decisión ahora debemos sentar en nuestro directorio al consumidor, a la tendencia del mercado, etc. Ya no podemos crear productos que nosotros queremos vender, sino productos que el mercado boliviano esta demandando.

  4. Dejar de implementar procedimientos que eviten el error e implementar procedimientos que aplaudan la innovación - Lo que hoy le enseñamos a alguien como se hace, mañana será reemplazado por un mejor sistema, entonces no enseñemos a la gente como hacer las cosas sino porque hacerlas. Las empresas tradicionales según estudios tardan 10 veces más en tomar decisiones que una startup, sin embargo vemos casos como el de General Electric que ha invertido en cambiar la filosofía de la empresa y ha capacitado a más de 60.000 empleados a pensar como startup y actuar como tales. 

  5. Cambiemos al empleado por el humano de carne y hueso - Debemos dejar de pensar en los empleados como “mis empleados” y pensar en ellos como humanos que también tienen necesidades y sueños por hacer realidad, si ellos se realizan a través de nuestras empresas, nuestras empresas crecerán. El año pasado estuve visitando google y veía como las personas se movían como ciudadanos por sus oficinas, ellos manejan sus tiempos, sus objetivos, sus horarios... ¿Sabes por qué? porque los empleados son humanos al igual que los empresarios y si alineamos su visión con la nuestra, serán mucho más productivos porque se realizarán como profesionales.

  6. Digitalizar nuestras empresas - Ya no es una excusa que nuestra empresa no este en el rubro de la tecnología para no implementar plataformas o herramientas de punta, en 3 años más ya podremos imprimir alimentos en nuestras casas y ya no tendremos la necesidad de ir al supermercado. Debemos mirar como nuestros negocios pueden digitalizarse y como lo están haciendo en el mundo entero.

  7. Tener un Propósito Transformador Masivo (MTP) - ¿Por qué voy todos los días a mi trabajo? ¿Cuál es el impacto de mis acciones en el mundo, en mi país, en mi ciudad, en mi oficina, en mi escritorio, en mis tareas? ¿A quién le entrego mi tiempo y para qué? Si nuestras organizaciones están cambiando el mundo y las personas que van todos los días están identificadas con esa causa, no necesitamos reglas y procesos, no necesitamos mano dura ni tampoco incentivos, porque el mayor incentivo es darle una razón de ser a la vida de cualquier persona. 

    ¿Por qué esta compuesto un Proposito Transformador Masivo?
    • Propósito: Algo que une e inspira a la acción, es el porque detrás del trabajo de cada miembro de la organización   

    • Transformador: Puede causar un cambio significativo en una industria, comunidad o el planeta

    • Masivo: Debe ser ambicioso y aspiracional 

Inscribete a nuestro blog

Nos gustaría saber tu opinión acerca de esta nota.

¡Comparte tu comentario aquí!