Te has detenido a pensar cuanto tiempo del día pasas en tu teléfono celular? 

Cada vez es más común encontrarnos con niños pequeños en sus cochecitos jugando con un dispositivo móvil en lugar de aprender de su entorno y observar a lo que los rodea; con parejas disfrutando de una cena romántica con un buen vino, la mesa bien puesta y los teléfonos celulares que son revisados con mucha frecuencia; o con personas caminando por la calle o manejando mientras revisan el celular.

 

Twiiti

 

Hoy en día casi todos; hombres, mujeres y niños, tenemos en nuestras manos un teléfono celular (Smartphone) el cual usamos para hablar con amigos, revisar email, jugar, escuchar música, y muchas otras cosas más.

 

Si bien los teléfonos celulares traen mucha comodidad a nuestras vidas, es importante detenernos un segundo a pensar en las consecuencias negativas de este gran fenómeno para tenerlas en cuenta y estar conscientes de la importancia que debemos prestar al mundo real.

 

Mi punto con esta nota no es desacreditar a los teléfonos celulares, la verdad es que han traído muchos beneficios y comodidad a nuestras vidas. Gracias a ellos es posible comunicarnos con personas que están en el otro lado del mundo, acceder a nuestras cuentas bancarias en cualquier momento y buscar direcciones entre muchas otras cosas más. La verdad es que los teléfonos celular son un gran invento, son esenciales para muchos de nosotros en nuestro día a día y quizás este sea el problema.

 

Mi punto es precisamente  hacer que nos demos cuenta de lo que de verdad importa en nuestras vidas y así encontremos un balance entre la tecnología y el mundo real, en lugar de ser esclavos de nuestros aparatos electrónicos.


Estadísticas muestran que en promedio una persona mira su celular al rededor de 150 veces por día. Si un día tiene 24 horas y una persona duerme en promedio 8 horas por día, esto significa que en promedio revisamos nuestro teléfono 9 veces por hora, o una vez cada 7 minutos.

 

Nunca nos desconectamos, y esta es una de las razones del porque muchos ciudadanos tienen altos niveles de estrés. La gente pasa mucho tiempo en el mundo virtual, las consecuencias son mas bocinazos a la hora de conducir, insultos a quien cruza la calle sin ver, almuerzos donde nadie comparte con la otra persona, etc. Nuestro trabajo también es interrumpido por alguna mensaje de Facebook, o un like en Instagram y esto nos vuelve menos productivos.

 

Los niños pasan mucho tiempo en videojuegos, o pegados a su teléfono y cada vez menos tiempo en el jardín, ensuciando la ropa al jugar con los amigos o trepando árboles.

 

El problema no es la tecnología, el problema somos nosotros que abusamos de ella. Creo que es importante reflexionar de forma personal y ver si estamos dejando de ver el recital de piano de los hijos, o compartir un momento con amigos por estar en el mundo virtual.

 

1. Empieza por analizar cuanto tiempo pasas en tu teléfono móvil y                       reconocer cuanto de ese tiempo es realmente necesario. Por ejemplo para trabajar, o llamar a casa diciendo que llegaras tarde.


2. Haz pequeños cambios reduciendo el uso del teléfono móvil. Cuando estés en una cena, usa tu teléfono solo para cosas de extrema importancia/ urgencia. Reduce y limita el uso de videojuegos de tus hijos, motívalos a salir, explorar y jugar.


3. Se consiente de lo que es realmente importante para ti, de lo que te alimenta, te hace feliz y mejor persona y dedícale más tiempo.

 

 

Estos tres pasos te ayudarán a ser más feliz, a disfrutar de las cosas importantes en la vida y sobretodo a no olvidarte de que somos humanos #Wearehumans

Twiiti

 

Inscribete a nuestro blog

Nos gustaría saber tu opinión acerca de esta nota.

¡Comparte tu comentario aquí!