Etiquetas: Marketing Digital

 

En los últimos años la manera de comunicarnos e interactuar ha dado un giro rotundo, conectarnos digitalmente es esencial para nuestro día a día y las redes no paran de enamorarnos. Por supuesto que la publicidad atacaría este nicho tan atractivo, más económico que los medios tradicionales y además con mejores indicadores.

Pero ¿la forma de hacer estrategias de marketing digitales está funcionando?, ¿logra cumplir el objetivo de tu empresa?

 

twiiti.png


El bombardeo publicitario hace muy difícil destacar a una marca de otra ya que no encontramos un valor diferenciador entre ellas, provocando que el objetivo de tu Estrategia Digital quede en la bandeja de Spam o en una oferta a la que simplemente scrolleaste porque ya no soportas ver otra publicidad más que ofrecía lo mismo.

La publicidad invasiva molesta cada vez más, ya nadie soporta esa oferta que quiere atraparte con sus “9,99$us”, con el “Compre Ahora” o con esos mails invasivos en tu bandeja de entrada.

El marketing tradicional pronto morirá y ¡más bien!, estoy segura de que nadie quiere seguir recibiendo la misma oferta, de la misma manera una y otra vez.
Y entonces ¿Quién podrá defendernos?

¡Bienvenidos a la era del Inbound Marketing!


El Inbound Marketing es la perfecta combinación entre buen contenido en el contexto adecuado que hará que tu Estrategia Digital se destaque de las otras. El secreto está en brindarle a tu cliente potencial (Buyer Persona) contenido de valor a modo que él encuentre en tu contenido la información que necesita y te posicione como un experto, un solucionador de problemas, una opción amigable a la que recurrir y finalmente la mejor opción para obtener el producto/servicio que necesita.


Los fundadores de Hubspot Brian Halligan y Dharmesh Shah, son los creadores de esta nueva metodología de Marketing y ellos nos definen las 4 fases que atraviesa un posible cliente que desconoce tu marca hasta que se convierte en un promotor.

  1. Atraer: Crea contenido que sea de interés para tu cliente potencial, no hables de tu marca o porqué debe adquirir tu servicio/producto, este es el momento más importante para llamar su atención. Centra toda tu información en tu página WEB que es el corazón de una estrategia Inbound y a través de blogpost, palabras claves y redes sociales crea contenido útil para tu cliente potencial.
     
  1. Convertir: Luego de captar su atención debes convencerlo de que tú tienes el contenido que necesita, por lo que suscribirse a tu Blog, Boletín, Web para recibir más información es la mejor idea. Lo que lograrás es que ese extraño que visitó tu contenido una vez ahora sea parte de tu base de datos, lograrás esto a través de formularios, páginas de destino y llamadas a la acción.

  1. Cerrar: Ahora que lo tienes en tu base de datos es importante que a través de emails con información útil y específica acompañes a tu cliente potencial en su recorrido de compra (Buyer Journey) de tu producto o servicio, este proceso inicia con la exploración, consideración y decisión. Este es un paso muy delicado, ya que lanzarte directo a la oferta comercial que quieres ofrecer antes de que tu cliente potencial este listo, podría enviarte a Spam por siempre. Entonces debes lucirte con tu contenido, ser paciente y acompañar a tu cliente potencial en su recorrido de compra hasta convertirlo en un cliente.

  1. Deleitar: Y ahora que lo tienes, ¡no lo abandones! Conservar a tus clientes es lo más importante, ya no es suficiente solo mantenerlos satisfechos, debes darle más de lo que piden y deleitarlos con buen contenido, ellos deben sentirse tan valorados por ti que se convertirán en prescriptores de tu marca y promocionaran tu producto el día de mañana. ¿genial no?
     

Ahora que ya sabes como funciona el Inbound Marketing ponte a analizar tu Estrategia Digital, ¡todavía estás a tiempo de marcar la diferencia!

 

Inscribete a nuestro blog

Nos gustaría saber tu opinión acerca de esta nota.

¡Comparte tu comentario aquí!