3 Minutos de lectura

 Etiquetas: inbound marketing

Como ya sabemos, el inbound marketing es un proceso de 4 etapas: atraer, convertir, cerrar y deleitar. Para la mayoría de nosotros resulta relativamente fácil entender porqué las primeras tres etapas son importantes, sin embargo, resulta algo complicado entender la importancia de deleitar en el ciclo inbound.

 

Antes de que aclaremos porqué importa esta etapa final, hagamos un breve recorrido por el proceso desde el principio con una comparación muy sencilla: una relación amorosa. Sí, leíste bien, inbound marketing es como un noviazgo.

 

Twiiti

La primera etapa, atraer, como su mismo nombre lo dice, consta en hacer que un visitante llegue a tener contacto con nuestro sitio web. Imagínate que estás en busca de una nueva pareja y conoces a una persona por primera vez, quizás porque alguno se atrevió a saludar o hicieron contacto visual. Charlas con la persona, ven si tienen intereses en común etc.

 

 Después de lograr este primer encuentro viene la fase de convertir. Imagínate, luego del primer encuentro con la persona si todo va bien, tu objetivo será hacer algún intercambio de información, que te dé su nombre, teléfono o algún dato que te permita un próximo encuentro. De igual forma en el inbound marketing queremos que la persona atraída a nosotros nos proporcione algún tipo de información de contacto.

 

 Una vez esta fase ha tenido éxito viene la etapa de cerrar. Nos encontramos en el punto donde ya han habido varios encuentros, nuestro lead está bastante atraído a nuestra compañía y está listo para cerrar la compra. De igual forma ahora la pareja, luego de varias citas ya está lista para oficializar una relación.

 

Ahora nos encontramos finalmente en la cuarta etapa. Aquí te preguntarás: Si la pareja ya está en una relación o si el cliente realizó la compra entonces ¿Qué más queda por hacer?

Pues ahora nos queda nuestra cuarta etapa, deleitar. Cuando estamos en una relación no todo acaba con oficializarla, ahora se la debe nutrir y cuidar. En el inbound marketing es igual, el proceso no acaba cuando recibimos el pago de un cliente, por el contrario ahora debemos nutrir la relación con nuestro cliente y no olvidarlo. 

 

La idea es continuar ofreciendo contenido que sea relevante para el cliente para que así vuelva, quizás en un futuro próximo, a nosotros y se convierta en un cliente fiel o se vuelva un promotor, trayendo nuevos visitantes a nuestra compañía.


Así como en una relación hay herramientas y trucos que te ayudan a que la relación sea estable, como por ejemplo la confianza, los pequeños detalles cariñoso, etc. En inbound marketing también tenemos herramientas que son las adecuadas para deleitar a nuestros clientes.

 

¡Hechemos un vistazo!


Encuestas: Esta herramienta te servirá para asegurarte que estas ofreciendo a tus clientes lo que buscan y que el servicio o experiencia que ofreces es positiva. También puedes usar un sistema de calificación que ayudará a que tu marca se vuelva más confiable para los nuevos visitantes.

 

Monitoreo de redes sociales: Tienes que estar atento a las reacciones de tus clientes, sus comentarios, preguntas, etc así podrás ver que contenido esta funcionando mejor, y mejorar aquel contenido que tenga una menor popularidad.

 

 

Call-to Action (CTA) Apropiadas:  Llamadas de atención que presenten ofertas adecuadas  para nuestros buyer personas y el buyer’s journey. 

 

Contenido: Es importante ofrecer el contenido adecuado para que nuestros clientes no pierdan interés en nosotros. Quizás puedes ofrecer nuevos productos, con características que pienses que serán de su interés o contenido que los siga alimentando y los ayude a cumplir sus objetivos.

Guía buyer persona

Inscribete a nuestro blog

¡SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD DE CONEXIÓN! 

¡BIENVENIDO HUMANO!