2 Minutos de lectura

Si sos una persona que trabaja en el rubro creativo, (fotografía, diseño, edición, producción, creador de contenidos, etc.), seguro que en algún punto de tu carrera te ha tocado trabajar gratis, por “intercambio” o por una “colaboración”.

A veces empezamos haciendo trabajos con amigos y nos da pena cobrar o pensamos que la marca con la que estamos trabajando es muy grande y, entonces, lo hacemos por la experiencia. Todas éstas son razones entendibles y muchos profesionales se relacionan con ellas, ya que no son conscientes del valor de su trabajo.

En el ámbito creativo hay muchas personas que creen que jamás se debería trabajar gratis y eso, en su gran mayoría, es verdad. Pero yo creo que también es una etapa muy importante por la cual todo creativo tiene que pasar. En mi experiencia he podido concluir un par de razones por las cuales cualquier creativo debería trabajar gratis en algún punto de su carrera (preferiblemente al empezar).

 

  1. LO HAGO PORQUE ME GUSTA (NO SE CUANTO VALE LO QUE HAGO)

Generalmente, empezás porque lo que hacés te encanta y, por eso, al comienzo casi que no te molesta hacer un par de trabajos gratis. Pero una vez que comenzás a hacerlo más seguido y querés cobrar, realmente no sabes cuánto vale lo que haces.  Al trabajar gratis, poco a poco, vas a poder trabajar con otras personas en tu rubro que sí están cobrando y esa es tu oportunidad para ser curioso y hacer las preguntas correctas para ver dónde está posicionado uno en el mercado.

  1. APRENDIZAJE ACELERADO

Al hacer más trabajos, vas a ganar no sólo experiencia, sino que también mucho conocimiento sobre la materia en cuestión. Y puedo asegurarte que, cuando te toca trabajar bajo presión te das cuenta de la capacidad que tenés. Trabajar para clientes (sea gratis o no) siempre te pone un poco de presión extra y aprender a lidiar con ella y entregar un producto de alta calidad tiene mucho valor para cualquier marca.

  1. EXPERIENCIAS INCREÍBLES

Al estar empezando, puede ser difícil conseguir trabajos con marcas grandes o con empresas con mucho presupuesto. Pero si llegás a un acuerdo para un intercambio, eso te puede dar acceso a ganar experiencia haciendo trabajos que pueden ser muy importantes. No solamente se va a ver bien en tu CV, sino que también esto te abre la puerta a participar en proyectos e ir a lugares que jamás pudieras haber ido sin esa empresa.

Y en el futuro, esas empresas que te apasionan o tienen mucho presupuesto, ya van saber cómo trabajas, ya sabrán que pueden contar con vos para obtener un producto de buena calidad; y a la hora de buscar quién haga esos trabajos grandes, a veces sin darte cuenta, te convertís en la primera opción para un trabajo que paga.

creatividad - trabajar gratis

 Fotografía por Andres MacLean

Así como es importante darlo todo en este tipo de experiencias, también es importante saber cuándo hay que comenzar a cobrar lo que uno vale. A través de estas experiencias uno aprende a ponerle valor a lo que hace. No me refiero únicamente al producto final, sino también a todo el tiempo que uno invierte aprendiendo cosas nuevas y, aún más importante, reconocer la manera y actitud con la que hacés tu trabajo.

Así que, si te movés por el rubro de la creatividad y estás empezando, te aconsejo que intentés ser parte de un proyecto que parezca imposible y lo hagás gratis. Te llevará por un camino donde aprenderás mucho de vos mismo y, eventualmente, sólo trabajarás (gratis o pagado) para las causas que a vos te parezcan correctas, porque te apasionan más que cualquier otra cosa.

Inscribete a nuestro blog

¡SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD DE CONEXIÓN! 

¡BIENVENIDO HUMANO!